Celebración 

La tradición exigía que primero se degollara al animal y luego se diseccionara, empezando por la parte posterior.
La carne se debía asar a fuego lento durante tres horas en un horno de piedra, de esta forma quedaría tierna y con ese sabor tan característico. La mesa se preparaba para doce comensales, uno por cada mes del año. Los platos con la carne especiada, eran dispuestos por grupos de sirvientes con guantes blancos. Con la degustación del espécimen caucásico se daba por terminada la época de caza entre la aristocracia. Sin duda, uno de los placeres mas altos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s